Inicio
 Historia
 Trayectoria
 Quien es quien...
 CD, Talleres, Mp3
 Recortes de Prensa
 Galería de Fotos
 VideoClips
 Fotos de viajes
 Cosas que pasan...
 Dejanos tu mensaje...
 si estás perdido...

Palo que hay que ver

Definiendo los temas para el disco y pensando en la proyección que le queríamos dar al exterior, fue que nos dimos cuenta que si bien había un Candombe en el CD, (que luego llevaría el nombre de éste), estaría bueno grabar otro Candombe pero tocado de forma tradicional (con batería de tambores). Máxime teniendo en cuenta que la característica principal del grupo es la percusión Afro americana, ¿cómo no podría haber un Candombe "clásico" entonces...?
Días después Daniel prendió la mecha de lo que luego sería uno de los temas más entrañables y a la vez más difíciles a la hora de grabar. Él proponía que la percusión de este tema la tocara nuestro mejor percusionista, Mauro (el "Francés"), como en una especie de homenaje-agradecimiento a uno de los fundadores de Sobremaderas, más que nada por su talento como músico y la sencillez y la modestia de su persona.
Así la idea iba tomando cuerpo.
Era encontrar y acomodar las piezas para llevarla adelante.
La propuesta creció y se transformó en que el Francés grabara una cuerda de tambores él solo. La letra hablaría entonces de el "poder de uno", el individuo, la singularidad, etc.
La música ya estaba seleccionada y era de un tema de Aldo ("Tormenta"), que daba con la intención, el tempo, el swing propio de Aldo y la fuerza de un Candombe de esos que vuelan "alto del piso".
Es aquí donde aparece un amigo del alma y de casi toda la vida: el "Indio" Raúl Fagúndez. Esa letra era para que la escribiera él, sin dudas. Fue así que tratando de explicarle la idea del tema (lo del "poder de uno", la importancia de la individualidad, etc) fuimos entrando en argumentaciones que poco a poco lo llevaron a preguntarnos ¿porqué no hablar del propio Francés en el tema? Si la idea era homenajearlo y de alguna manera "mimarlo", era buena cosa contar de sus virtudes como músico y compañero de grupo. Manos a la obra (manos del Indio, obviamente). La letra colmó todas las expectativas y más. Nos encantó a todos casi de primera.

La propia grabación fue todo un desafío. No existían antecedentes en toda la historia de la música popular uruguaya, de que una persona sola grabara tantos tambores. Lo cierto es que el Francés terminó grabando más de 40 tambores, de los cuales seleccionamos 12 (3 Tambores "Piano", 5 Tambores "Chico" y 4 Tambores "Repique").

Mario Ipuche
MAY/2001

| INICIO | CD PERCEPCIONES | TEMAS NUEVOS | TALLERES | CORREO | CONTACTO |

Copyright © 1999 - SOBREMADERAS ® - Todos los derechos reservados.